Fiesta de Sukkot

¡Visitando las obras!
octubre 17, 2017

Fiesta de Sukkot

Todas las fiestas judías tienen tres dimensiones. Proceden de celebraciones de la religión natural, es decir, hablan del Creador y de la creación; luego se convierten en conmemoraciones de la acción de Dios en la historia y finalmente, basándose en esto, en fiestas de la esperanza que salen al encuentro del Señor que viene, en el cual la acción salvadora de Dios en la historia alcanza su plenitud y se llega a la vez a la reconciliación de toda la creación. (Benedicto XVI en su libro “Jesús de Nazareth”)

La fiesta de Sukkot, también conocida como Fiesta de los Tabernáculos, es una celebración judía que conmemora la protección milagrosa que recibieron los Hijos de Israel al huir de Egipto. Dura una semana y se lleva a cabo 5 días después de Yom Kippur, un día de arrepentimiento y perdón donde se ayuna y se hace oración y se pasa gran parte del día en la sinagoga.

En Sukkot, se construye una especie de quiosco en los jardines, patios o incluso balcones de las casas. Éstas tienen 4 ó 3 paredes hechas de cualquier material y un techo que debe estar hecho de material que ha crecido naturalmente como lo pueden ser hojas de bambú o ramas de árbol. Por una semana, la sukkah se convierte en el hogar de las familias; sin embargo, no todas las personas duermen ahí y la utilizan para consumir ahí todas las comidas y llevar a cabo actividades cotidianas. Para hombres que ya han cumplido los 13 años, el comer dentro es una obligación. Es por eso que en muchas ciudades del país se construyen sukkahs afuera de muchos restaurantes.

El capítulo 7 del evangelio de Juan narra una de las ocasiones en las que Jesucristo celebró el Sukkot:

“Después de esto caminaba Jesús por Galilea, pues no quería andar por Judea, ya que los judíos le buscaban para matarle.
Pronto iba a ser la fiesta judía de los Tabernáculos. Entonces le dijeron sus hermanos:
—Márchate de aquí y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces, porque nadie hace algo a escondidas si quiere ser conocido. Puesto que haces estas cosas, muéstrate al mundo.
Ni siquiera sus hermanos creían en él. Entonces, Jesús les dijo:
—Mi tiempo aún no ha llegado, pero vuestro tiempo siempre está a punto. El mundo no puede odiaros, pero a mí me odia porque doy testimonio de él, de que sus obras son malas. Vosotros subid a la “fiesta; yo no subo a esta fiesta porque mi tiempo aún no se ha cumplido.
Él dijo eso y se quedó en Galilea. Pero una vez que sus hermanos subieron a la fiesta, entonces él también subió, no públicamente sino como a escondidas.
Los judíos le buscaban durante la fiesta y decían:
—¿Dónde está ése?
Y la gente hacía muchos comentarios sobre él. Unos decían:
—Es bueno.”

Al estar conmemorando el éxodo, el hecho de pasar unos días en la sukkah busca ser una prueba de la voluntad de los judíos por dejar la comodidad de sus hogares confiando en la benevolencia de Dios.

Sukkot

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar